Tipos de fraude


fa_beinformed_beaware_spanish

Los defraudadores ganan tu confianza y luego roban tu dinero

Utilizan cualquier medio para contactar a sus víctimas, por ejemplo, teléfono, correo convencional, correo electrónico e Internet. Ellos se ganan tu confianza y, una vez que te han engañado, te piden dinero, lo toman y desaparecen. Las situaciones que utilizan para atraerte cambian constantemente. Pero puedes protegerte, y proteger a tu familia y amigos, armándote de conocimiento acerca de los tipos de fraude más comunes.


Tipos de estafa

Cuota anticipada/pagos por adelantado                                

Los estafadores se hacen pasar por representantes de empresas de préstamos falsas y utilizan documentos, correos electrónicos y sitios web que aparentan ser auténticos para parecer una empresa legítima. Cobran “cuotas” antes de efectuar los préstamos. Los consumidores pagan, pero los préstamos nunca se efectúan. Los estafadores pronto desaparecen y, por lo general, cambian el nombre de su “empresa” para evitar ser atrapados. 

Este es uno de los tipos de estafas denominado estafa por “cuota anticipada” o “pagos por adelantado”. Los estafadores también pueden atraer a sus víctimas mediante promesas de inversión o donación de herencias a cambio del pago de una cuota. Pero, a fin de cuentas, todo se reduce a la misma temática: las víctimas entregan dinero a alguien antes de recibir algo de mayor valor y luego reciben muy poco o nada a cambio.

Consulta también estafa por cheques falsos

Compra misteriosa                                                               

Las estafas por compra misteriosa son conocidas y en estos casos los criminales apuntan a sitios web de empleos. El engaño es muy simple: Los estafadores envían cheques a sus víctimas y les piden que utilicen los fondos para “evaluar” el servicio de transferencia de dinero de Western Union. Las víctimas transfieren el dinero y luego descubren que el cheque no tenía fondos y ahora son responsables de devolver el dinero al banco.

Consulta también estafa por cheques falsos y estafa por empleo

Pago en exceso                                                                      

En las estafas por pagos en exceso, los defraudadores se hacen pasar por compradores y apuntan a consumidores que venden un servicio o producto. El “comprador” envía al vendedor un cheque que aparenta ser legítimo, generalmente librado contra un banco reconocido, por un monto superior al precio acordado. El comprador brinda una explicación por ese pago en exceso y pide al vendedor que deposite el cheque y reembolse el monto excedente mediante una transferencia. Semanas después, la víctima descubre que el cheque era falso, pero está obligada a pagar al banco por el dinero retirado.

Consulta también estafa por compras en Internet y estafa por cheques falsos

Empleo                                                                            

Las estafas por empleo generalmente comienzan con una oferta “demasiado buena para ser real” (trabajar desde casa y ganar miles de dólares al mes, sin requisitos de experiencia) y finalizan con consumidores sin ‘trabajo’ y sin dinero. Por lo general, siguen uno de tres patrones:

1. Los estafadores se hacen pasar por nuevos ‘empleadores’ y envían cheques a sus víctimas para cubrir los gastos iniciales, como por ejemplo los suministros. Las víctimas depositan el cheque, compran los suministros necesarios y reembolsan los montos excedentes mediante una transferencia al estafador. Semanas después, descubren que los cheques eran falsos y ahora son responsables por el monto completo.

2. Los estafadores se hacen pasar por ‘reclutadores’ y ofrecen empleo garantizado, o por ‘empleadores’ con ofertas de trabajo con la condición de que las víctimas paguen por adelantado cosas como una evaluación crediticia o una cuota de solicitud o reclutamiento. Las víctimas pagan, pero las ofertas de trabajo nunca se materializan.

3. Los estafadores se hacen pasar por representantes de ‘empresas’ y buscan personal sensible o información financiera de las víctimas con el pretexto de realizar una evaluación crediticia o de antecedentes. Luego, roban la identidad de las víctimas.

Consulta también estafa por compra misteriosa y estafa por cheques falsos

Lotería o premios                                                                            

Las estafas por lotería o premios siguen dos patrones similares:

1. La víctima recibe una llamada telefónica, un correo electrónico, una carta o un fax no solicitado de parte de alguien que dice trabajar para una agencia del gobierno o representar a una organización o celebridad reconocida, para notificarle que ha ganado una importante suma de dinero o un premio. El estafador se gana su confianza y le explica que, para poder retirar las ganancias, es necesario que primero envíe una pequeña suma de dinero para pagar las tarifas y los impuestos del procedimiento. Las víctimas siguen estas instrucciones e inmediatamente transfieren el dinero pero nunca obtienen sus “ganancias”. Y se quedan sin el dinero que pagaron por “tarifas e impuestos.”

2. Las víctimas reciben un cheque o giro postal no solicitado e instrucciones que les indican depositar ese dinero y reembolsarlo de inmediato la transferencia de una parte del dinero para cubrir las tarifas y los impuestos del procedimiento. Semanas después, las víctimas descubren que los cheques eran falsos, pero ya han transferido el dinero para cubrir las “tarifas” y no lo pueden recuperar. Entonces, quedan obligadas a pagar al banco por el dinero que han retirado.

Consulte también estafa por cuota anticipada/pagos por adelantado y estafa por cheques falsos

Propiedad en alquiler                                                                      

Los estafadores sofisticados utilizan Internet y sitios web clasificados particularmente gratuitos, para abusar de víctimas desprevenidas de bienes raíces. Las estafas por propiedad en alquiler por lo general suceden en una de estas dos formas:

1. Arrendatarios que buscan una casa o un apartamento para alquilar y son estafados por un supuesto “propietario”. Las víctimas encuentran un lugar en una zona fantástica, y a un precio increíble. El anuncio parece ser legítimo así que comienzan a comunicarse con el “dueño”, generalmente mediante correo electrónico. El dueño dice que el lugar será suyo ni bien transfieran el dinero para cubrir una cuota de solicitud, un depósito de garantía, etc. Transfieren el dinero y nunca más vuelven a tener noticias del “dueño”.

2. Propietarios que alquilan su casa o apartamento y son estafados por un supuesto “arrendatario”. Los “arrendatarios” contactan a las víctimas, generalmente por correo electrónico, y expresan su interés en alquilar la casa o apartamento. Los estafadores envían un cheque para el depósito, pero luego cancelan el trato. Las víctimas reembolsan el dinero mediante una transferencia y luego descubren que el cheque era falso.

Consulta también estafa por compras en Internet y estafa por cheques falsos

Fondos de emergencia/estafa a personas mayores              

Las estafas con fondos de emergencias juegan con las emociones de las personas y con su fuerte deseo de ayudar a quienes más lo necesitan. Los estafadores se hacen pasar por sus víctimas e inventan una situación de urgencia (“me han arrestado”, “me han robado”, “estoy en el hospital”) y se comunican con los amigos y familiares con pedidos urgentes de ayuda y dinero.

Estas estafas también tienen infinidad de formas y tamaños. Existe una estafa a las personas mayores en la que los estafadores se ponen en contacto con personas de la tercera edad haciéndose pasar por sus nietos y les piden dinero con urgencia. También existe la estafa en las redes sociales donde los estafadores se apoderan de cuentas en las redes sociales y se comunican con amigos para hacer pedidos frenéticos de dinero con el pretexto de estar herido, haber sido arrestado, etc.Sucede lo mismo cuando hackean cuentas de correo electrónico. Utilizan la información que hay en estas cuentas para brindar la suficiente cantidad de detalles personales como para hacer los pedidos y que parezcan legítimos.

Compras en Internet                                                                       

En esta estafa los criminales se abusan de víctimas que hacen ofertas por artículos mediante un sitio web o servicio de subastas en línea. Por lo general suceden en una de estas dos formas:

1. Las víctimas ganan esa oferta, que seguramente es una farsa o trampa, y reciben información de que el vendedor solo acepta envíos de dinero como medio de pago. El vendedor dice al comprador que realice la transacción con un nombre ficticio o a nombre de un ser querido. Los estafadores convencen a las víctimas de que esto protegerá su dinero hasta que reciban los productos o servicios. De este modo, el vendedor crea una identificación falsa con el nombre ficticio y retira los fondos. Pero la mercadería nunca llega.

2. La otra variante es aquella en la que si bien la subasta es legítima, las víctimas no ganan la oferta. Más tarde, los contacta otra de las partes para ofrecer el mismo artículo con los mismos términos y reciben indicaciones para transferir el dinero a modo de pago. El comprador envía el dinero, pero nunca recibe los productos.

Consulta también estafa por pago en exceso, estafa por propiedad en alquiler y estafa por cheques falsos

Relaciones                                                                                

La estafa por relaciones comienza de una manera muy simple: Un hombre y una mujer se conocen en Internet. La relación progresa: se envían correos electrónicos, hablan por teléfono e intercambian fotografías. Finalmente, planean un encuentro e incluso casarse. A medida que la relación se fortalece, las cosas comienzan a cambiar. El hombre pide a la mujer que le transfiera dinero; necesita un boleto de autobús para visitar a un tío que está enfermo. La primera transferencia será de un monto pequeño, pero los pedidos seguirán apareciendo y creciendo (“mi hija necesita una cirugía de urgencia”, “necesito un pasaje aéreo para visitarla”, etc.). Las promesas de devolución del dinero son solo eso, promesas; el dinero desaparece y él también.

Cheques falsos                                                                             

Los cheques falsos cumplen una función estelar en muchas de las diversas estafas: estafas por cuota anticipada o pago por adelantado; estafas por compra misteriosa; estafas por lotería o premios y más. Las víctimas reciben un cheque o giro postal no solicitado e instrucciones que les indican depositar ese dinero y reembolsarlo de inmediato mediante la transferencia de una parte del dinero para cubrir gastos varios, como las tarifas y los impuestos del procedimiento. Semanas después, las víctimas descubren que los cheques eran falsos, pero ya han transferido el dinero y no lo pueden recuperar. Entonces, quedan obligadas a pagar al banco por el dinero que han retirado.

Consulta también estafa por cuota anticipada/pago por adelantado, estafa por compra misteriosa, estafa por empleo, estafa por pago en exceso, estafa por lotería o premios y estafa por propiedad en alquiler.

Antivirus                                                                            

Un estafador se contacta con la víctima alegando pertenecer a una reconocida empresa de informática o software, y diciendo que han detectado un virus en la PC de la víctima.  El estafador aconseja eliminar el virus por una pequeña tarifa con un pago que puede hacerse con tarjeta de crédito o mediante una transferencia de dinero online. A continuación, solicita acceso remoto a la computadora de la víctima para instalar un software antivirus y así eliminar el virus. Desafortunadamente, el estafador usa este acceso para controlar la computadora de la víctima e instalar software y malware.  También podría robar información de las tarjetas de créditos que se encuentre en el equipo y usarla para realizar transacciones de transferencia de dinero online. 

¿Crees que te han estafado?

fa-right-nav-report-scam

Denúncialo. Puedes ayudarnos y, además, puedes ayudar a otros a evitar que sean víctimas de una estafa en el futuro.

Comunícate con nuestra línea directa para fraudes al
1-800-448-1492

Reenvía los correos electrónicos sospechosos a spoof@westernunion.com

Informa a las autoridades

 

Mantente informado

Sigue nuestros avisos y actualizaciones en:

 Facebook de WU

 @WUStopFraud